Administrador concursal: qué es, cuáles son sus funciones y cuánto cobra

Administrador concursal

Básicamente, un administrador concursal es la figura que nombra el juez para gestionar un concurso de acreedores. El trabajo de este profesional, que ha de tener experiencia acreditada, se regula a través de la Ley Concursal.

Durante todo el proceso, el administrador concursal tendrá como prioridad que la empresa siga con su actividad. Esta es la mejor forma de garantizar que los acreedores recuperan el 100% de su dinero.

Podemos ayudarle

Somos abogados concursales en Galicia. Si necesita un despacho con experiencia, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

La administración concursal

En primer lugar, hay que indicar que la función principal de un administrador concursal es analizar la situación contable y financiera de la empresa que se encuentra inmersa en un concurso de acreedores. Y, en base a ese análisis, administrarla de la mejor forma posible, para que el resultado del concurso sea beneficioso para todas las partes.

Más funciones del administrador concursal

Aparte de esto, la administración concursal consiste en:

  1. Dirigir las decisiones económicas del deudor: sus objetivos principales serán que este pueda seguir realizando su actividad y que logre minimizar su insolvencia todo lo posible.
  2. Elaborar los acuerdos y contratos que sean necesarios: priorizando, eso sí, los que se centren en vender los bienes del deudor o de su empresa.
  3. Cumplir con las obligaciones fiscales, contables y laborales: tendrá que presentar cuentas, declaraciones de impuestos, autoliquidaciones y cotizaciones.
  4. Convocar y participar en las juntas y asambleas.
  5. Continuar con la actividad laboral: si la empresa lo requiere, se encargará de contratar a nuevos empleados o despedir a los actuales, así como de modificar sus contratos de trabajo si es necesario.

Por lo tanto, podemos decir que el papel del administrador concursal nombrado por el juez es crucial para el éxito del procedimiento. Sobre todo, si tenemos en cuenta que, además, es el responsable de elaborar y presentar toda esta documentación:

  • La memoria con todos los detalles y decisiones tomadas a lo largo del procedimiento concursal.
  • El inventario que refleja los pasivos y los activos del deudor.
  • El listado con todos los acreedores y el importe que se les debe.
  • La propuesta de liquidación o convenio, según corresponda.

¿Quién puede ser administrador concursal?

Lo más relevante acerca de la figura del administrador concursal es que no se trata del defensor del deudor ni de los acreedores. Se encuentra en una posición completamente neutral, y su objetivo no es otro que encontrar la mejor salida del concurso desde una óptica objetiva. 

Por esta razón, no podrán ser administradores concursales aquellas personas que:

  1. Hayan prestado en los últimos 3 años servicios profesionales al deudor o a personas cercanas a este, o bien hayan compartido con él actividad profesional.
  2. Se encuentren relacionados con aquellos profesionales que hayan prestado sus servicios al deudor o con personas allegadas a este.

Aparte, se ha establecido que los administradores concursales han de ser abogados o economistas. Y que deben acumular un mínimo de 5 años de experiencia y tener formación en Derecho Concursal.

Si el administrador concursal cumple todos los requisitos y acepta el cargo otorgado por el juez, tendrá que demostrar que tiene contratado un seguro de responsabilidad civil. La razón de esto es que responderá por los daños y perjuicios derivados de las actuaciones que se lleven a cabo durante el procedimiento. Y lo hará tanto frente a los acreedores como frente al deudor.

Además, hay que puntualizar que las personas jurídicas también pueden ser administradores concursales, siempre y cuando comuniquen la identidad de la persona natural que ejerce su representación.

¿Cuánto cobra un administrador concursal?

La retribución de los administradores concursales corre a cargo de los acreedores, y se encuentra regulada por la ley. Para determinar su importe, se tiene en cuenta el pasivo y el activo del deudor y la complejidad estimada del proceso.

En concreto, el pago al administrador se realiza en dos partes:

  • El 50 % lo recibe en, como máximo, los 5 días posteriores al auto del juzgado que establece el importe total.
  • El otro 50 % lo recibe 5 días después de que se haga pública la resolución firme.

En resumidas cuentas, el administrador concursal es la persona que se encarga de comprobar y acreditar que el deudor ha cumplido todas sus obligaciones y se ha comportado de forma diligente en sus actuaciones. Y, de la misma forma, tratará de comprobar y acreditar todo lo contrario si el caso lo requiere.

Además, este profesional también vela por que la empresa sobreviva. Por lo tanto, a ambas partes, acreedores y deudor, les interesa facilitar el trabajo del administrador concursal para que este tenga éxito.

Concertar cita
Puede llamarnos al 881 55 06 57 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en 2ª Oportunidad
    Facilidades de pago
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?

    Oficina en A Coruña

    C/ María Puga Cerdido nº 11, Bajo 15009 A Coruña, Galicia 881 55 06 57 [email protected] segundaoportunidadgalicia.com/a-coruna

    Oficina en Vigo

    Plaza de Compostela nº 23, 2º 36201 Vigo, Pontevedra 986 12 31 79 [email protected] segundaoportunidadgalicia.com/vigo