Plan de pagos: qué es y cómo hacerlo

Plan de pagos

El plan de pagos es una parte fundamental de la Ley de Segunda Oportunidad. No obstante, sigue siendo un punto que genera muchas dudas entre quienes deciden recurrir a este mecanismo para renegociar o cancelar sus deudas

Es muy importante que los interesados logren despejar todas esas dudas, porque el plan de pagos puede extenderse en el tiempo hasta 10 años. Por eso, es fundamental su análisis para saber si de verdad merece la pena acogerse o no a la Ley de Segunda Oportunidad.

Podemos ayudarle

Somos abogados especialistas en la Ley de Segunda Oportunidad. Si necesita un despacho con experiencia, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

¿Para qué se elabora el plan de pagos?

El plan de pagos no es más que un calendario en el que se fija cuándo el deudor va a pagar qué parte de la deuda a los acreedores. Su diseño es fundamental tras la fase de la Ley de Segunda Oportunidad en la que se reestructuran las deudas del solicitante, ya sea de manera conjunta con los acreedores o por la vía judicial.

Estas dos formas de hacerlo se corresponden con dos fases diferentes de la Ley de Segunda Oportunidad:

  • La fase extrajudicial: 20 días antes de reunirse el deudor con sus acreedores tendrá que presentar el plan de pagos. Así, los acreedores dispondrán de tiempo suficiente para elaborar sus propuestas o modificaciones.
  • La fase judicial: si no se ha podido alcanzar un acuerdo entre deudor y acreedores, entonces se iniciará el concurso consecutivo. Y el plan de pagos que aquí se elabore y se apruebe judicialmente será de obligado cumplimiento para todos.

El plan de pagos sirve para reestructurar las deudas pendientes, de modo que el deudor puede empezar a pagarlas en función de su capacidad económica actual. Es una manera de tratar de garantizar que se satisface el derecho de cobro de los acreedores. Al mismo tiempo que se lucha por la supervivencia económica del particular o empresario.

En todo caso, e independientemente de la fase en la que el plan de pagos se presente, este tendrá que ser aceptado siempre por los acreedores. Y estos tendrán un plazo máximo de 10 días para mostrar su conformidad.

¿Qué efectos puede tener la aprobación de un plan de pagos?

Si hablamos de la fase extrajudicial, el plan de pagos puede incluir:

  1. Cancelaciones totales o parciales de las deudas, también conocidas como quitas.
  2. Aplazamientos en los pagos o esperas.
  3. Cesión de parte del patrimonio no protegido del deudor para saldar la deuda.
  4. Transformación de la deuda en participaciones, acciones, obligaciones… siempre y cuando su conversión interese a los acreedores.

La diferencia que encontramos con la segunda fase, la judicial, es que a partir de ese momento se toman en cuenta también los créditos públicos, excluídos en la primera etapa. En este punto, será el juez quien decida, basándose en la doctrina del Tribunal Supremo, si los créditos públicos que tenga contraídos el deudor se incluyen también en el plan de pagos.

Normalmente, estos esperables efectos del plan de pagos tendrán una vigencia de 5 años. Con una excepción: si se aprueba en la fase extrajudicial y obtiene, como mínimo, el 75% de los votos, su duración podría extenderse a los 10 años.

Más consecuencias clave

Aparte de los efectos sobre la deuda, la aprobación del plan de pagos tiene otras consecuencias importantes, que se detallamos a continuación:

  • Suspende las ejecuciones y el devengo de intereses.
  • Frena el resto de peticiones que los deudores puedan realizar fuera del plan.
  • Hace definitivo, en la fase judicial, el BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho), que no es otra cosa que la condonación de la deuda cuando no se ha podido satisfacer mediante la liquidación del patrimonio del deudor.

En definitiva, aunque el plan de pagos establece ciertas obligaciones de pago de obligado cumplimiento para el deudor, implica también importantes ventajas. Y, entre todas ellas, destaca la que tiene que ver con la adaptación del pago de la deuda pendiente a la situación económica real y actual del deudor. De este modo, se le permite que pueda saldar más fácilmente sus deudas.

Concertar cita
Puede llamarnos al 881 55 06 57 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.


    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en 2ª Oportunidad
    Facilidades de pago
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?

    Oficina en A Coruña

    C/ María Puga Cerdido nº 11, Bajo 15009 A Coruña, Galicia 881 55 06 57 [email protected] segundaoportunidadgalicia.com/a-coruna

    Oficina en Vigo

    Plaza de Compostela nº 23, 2º 36201 Vigo, Pontevedra 986 12 31 79 [email protected] segundaoportunidadgalicia.com/vigo